Diseño Web para móviles, todo lo que deberías saber

Diseño Web para móviles, todo lo que deberías saber

Estamos inmersos en la era de la navegación por Internet a través de dispositivos como tablets o smartphones. Cada vez más personas se conectan desde sus móviles, por lo que es fundamental que los sitios web sean lo más compatibles posible. El diseño web para móviles debe afrontar este reto desde ya, puesto que en un futuro cercano el uso de Internet móvil será más frecuente que las conexiones desde ordenador.
Diseñar para la web móvil requiere centrar la atención en la usabilidad  y la compatibilidad. Lo primero, porque las pequeñas pantallas de smartphones y tablets implican que la información debe ser muy clara y estar condensada, primando la facilidad de navegación. Lo segundo, porque la gran variedad de resoluciones, tamaños y modelos de dispositivo móvil obligan a diseñar tratando de que nuestro sitio se vea bien desde casi cualquier modelo.

¿CÓMO SE CONSIGUE UN DISEÑO WEB MÓVIL FLUIDO Y FÁCIL DE USAR?

A continuación te damos algunos consejos imprescindibles:

  • Simplicidad. Los dispositivos móviles no tienen la misma capacidad para manejar datos ni la misma velocidad de descarga que los ordenadores. Por tanto, hay que dejar de lado acciones automáticas como el autoplay y la autodescarga.
  • Menos imágenes. Aunque parezca contradictorio, es mejor utilizar la menor cantidad de imágenes posible. Además, usa una resolución de 72 ppi con dimensiones reducidas. Los vídeos deben ser cortos. Así conseguirás una web rápida.
  • Colores planos y con contraste. Dependiendo del dispositivo, puede que algunos colores no se visualicen correctamente. Los sombreados y los colores con poco contraste pueden ser una fuente de problemas.
  • Scroll vertical.  La navegación debe ser solo en sentido vertical. De lo contrario, los visitantes de tu web abandonarán la página en segundos.
    Lenguajes compatibles. Muchos dispositivos móviles no son compatibles con Flash ni con  Javascript, por lo que es preferible programar tu sitio web con lenguajes compatibles como HTML  y CSS.
  • Menos es más. Divide el contenido de la página secciones fáciles de leer, resume los textos a lo imprescindible y pon énfasis en las llamadas a la acción.
    Usabilidad. Es muy importante los usuarios perciban la web atractiva y fácil navegar. Los menús desplegables tipo hamburguesa y la navegación intuitiva son imprescindibles, así como evitar que haya que escribir.
  • Dinamismo. Haz que el usuario pueda volver a la página de inicio con un solo un clic. Esto evitará que se pierda en la navegación. También es una buena opción que los enlaces visitados se marquen en otro color.
  • Diseño web responsive vs diseño web adaptable.  Son las dos formas posibles de enfocar el diseño web móvil. Con un diseño web responsive la página cambia su aspecto automáticamente para adaptarse al dispositivo que el usuario está utilizando y también en función del sistema operativo y el navegador.  En el diseño web adaptable se desarrollan conjuntos de plantillas basadas en diferentes tamaños de pantalla. Es el servidor quien detecta el dispositivo del usuario y carga la versión adecuada en cada caso. Elegir uno u otro depende de varios factores. Por lo general, los sitios con mucho contenido o que no requieran una presentación diferente para móviles y PC funcionan bien con el diseño web responsive. Cuando el rendimiento del sitio web es un factor crucial conviene utilizar el diseño web adaptable.

Artículos Relacionados: